Gogle Play App Store Pinterest Twitter Facebook
881 018 144 / 649 110 754 / 619 433 477
MENÚ PRINCIPAL
Facebook
Últimos tweets
UE - Xunta - Igape

Historia

El Club Family Los Tilos, ubicado en la Urbanización Los Tilos (Teo), a 3 km del centro de Santiago de Compostela, inicia su actividad de cara al público en octubre de 2015, con la puesta en marcha de dos pistas de tenis recién construidas. Enseguida empieza a funcionar la Escuela de Tenis. A los pocos meses dio comienzo la I Liga de Tenis Teo 2016, un torneo que había organizado en años anteriores un club de aficionados al tenis de Teo, el Club de Tenis A Torre. Con su apoyo y con la colaboración del Ayuntamiento de Teo, que cede dos pabellones para la disputa de algunos partidos, a finales de 2016 están participando casi 90 jugadores en las categorías masculina y femenina en dicha Liga.

En octubre de 2016 se abren al público el resto de instalaciones pertenecientes al Club Family Los Tilos: 5 pistas de pádel cubiertas, una de ellas panorámica; el gimnasio, dotado de sala de Cardio, de Musculación, de Cycling y de Actividades Dirigidas; y servicios complementarios: zona de recepción, vestuarios, tienda, etc.

Family Pádel - Los Tilos es hoy un complejo recreativo y deportivo de acceso público, un lugar ideal para disfrutar relajadamente del ocio y el deporte en familia, o con amigos y compañeros.

 

Misión de la empresa.

Crear un club de referencia a nivel comarcal para la práctica deportiva en donde la calidad de las instalaciones y de la prestación del servicio permita a los usuarios disfrutar de un entorno deportivo y social-familiar acogedor.

Fomentar entre la población la afición a la vida sana a través del deporte, y contribuir al desarrollo de determinados valores, como son el esfuerzo, la constancia, el afán de superación, el compañerismo y la autoestima, especialmente entre los niños y los jóvenes, mediante la práctica deportiva regular y la participación frecuente en clases, entrenamientos y torneos.

 

Valores de la empresa.

  • Profesionalidad: la responsabilidad de la buena marcha de un negocio ante los socios, empleados, clientes, usuarios, proveedores y colaboradores exige a todo el equipo humano un esfuerzo constante y el máximo nivel de competencia.
  • Entusiasmo: es el mayor inductor de la acción, tanto a nivel individual como colectivo.
  • Vocación de servicio: todas las acciones están orientadas a la satisfacción de las necesidades del cliente. Satisfacer sus demandas garantizará el éxito de la empresa.
  • Disposición al cambio: constantemente surgen nuevas oportunidades, demandas, productos, tecnologías y conocimientos que necesitaremos identificar, analizar y, si es procedente, proporcionar o incorporar lo antes posible.